Domingo, 30 Octubre 2016

El Valor y El Precio

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

Valentin y Dolores

Valentín y Dolores llegaron a Pisos Moncada en busca de ayuda, tenían una necesidad imperiosa. Cuestiones familiares que no vienen al caso, hacía imposible que siguieran viviendo en el cuarto piso sin ascensor en el que tan felices habían sido durante décadas. A la vez, era imprescindible encontrar una vivienda en planta baja que cubriera sus nuevas necesidades.

Cuando nuestra compañera Victoria les expuso el análisis comparativo de mercado de su propiedad y ellos tomaron conciencia de por cuanto podrían vender su viejo hogar, se les vino el mundo encima. Entonces tuvimos que explicarles la diferencia entre el Valor y el Precio.

Creo que todos tenemos claro cuál es el Precio de un inmueble. Obviamente es la cantidad en euros que uno recibe si vende una propiedad, o que paga si la compra. Sin embargo, el valor inmobiliario es un parámetro desconocido para la mayoría de las personas.

Lo que más influye a la hora de vender un inmueble, es la zona donde se ubica. Las diversas características que conforman el lugar donde se ubica una propiedad, determinan las ganas que la gente tiene de vivir, o no vivir en ese inmueble. A esas ganas (que se miden por el número de personas interesadas en la zona), se le denomina demanda. Y todos sabemos que, en nuestra economía de mercado, la demanda afecta directamente al precio.

A la influencia que la demanda tiene en el precio, se le denomina Valor.

En ocasiones suceden cambios físicos, sociales o económicos, que afectan solo a zonas determinadas. Estos cambios se trasmiten a la demanda de la zona y por tanto al precio. Esto puede ocurrir independientemente de las circunstancias económicas generales del mercado inmobiliario.

En esta reciente crisis inmobiliaria se han producido bajadas medias generalizadas de los precios en España del 50 y 60 por cien, pero hay que tener cuidado con las estadísticas, porque no en todas las zonas han bajado por igual. Las zonas con mucha demanda, por ejemplo, el centro de grandes ciudades, como Madrid o Barcelona han aguantado bien el tirón y en algunos casos hay zonas que apenas han bajado un 10 o 20 por cien. En otros lugares sin embargo las bajadas han llegado hasta el 80 por cien.

Volviendo al caso que nos ocupaba al principio con Valentín y Dolores. Les explicamos que por lo general cuando alguien quiere vender su inmueble para comprar un nuevo hogar, la coyuntura económica no debería afectarle, tanto si estamos en un ciclo de subida de precios o si estamos en uno de bajada. Ya que lo que se hace es trasladar un valor inmobiliario de un inmueble a otro. Si se vende barato, debería comprarse barato, y si se vende caro, no quedará más remedio que comprar caro. Pero claro a ellos todo eso se les hacia un mundo, necesitaban ayuda profesional.

Después del análisis de la situación, en base a las necesidades de nuestros clientes, determinamos que, dada la necesidad de comprar una vivienda en planta baja, que obviamente tiene más valor que un cuarto piso sin ascensor, deberíamos aminorar esa diferencia de valor, buscando su nuevo hogar en una zona menos demandada, pero que cubriera las necesidades que actualmente tienen los dos.

Fue fácil encontrar su nueva casa, no tan fácil la negociación con el vendedor, para conseguir que los plazos de ejecución de la compra, permitiera la venta de su cuarto sin ascensor con una ferrea defensa del precio, para conseguir que los números cuadraran y el cambio de vivienda fuera posible.

Sabemos que en los meses que duró la travesía del cambio de hogar, Valentín y Dolores pasaron momentos de mucha intranquilidad, no obstante, siempre confiaron en nosotros, a pesar de que sabían que no era fácil.

Nuestra misión es hacer que comprar o vender, sea fácil, agradable y seguro.

Ahora Valentín, jubilado ya, disfruta diariamente de los pájaros que viven en la gran pajarera construida en el patio de su nueva casa y Dolores se entretiene cuidando con mimo las muchas plantas que ahora por fin, le hacen compañía.

Días después del estreno de su nuevo hogar, se acercaron a nuestra oficina con dulces y cava, para compartir con nosotros su alegría y decirnos “gracias de todo corazón”.

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Copyright © 2012 Vivir en Moncada todos los derechos reservados.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información.