Sábado, 07 Marzo 2015

Con los ojos de un niño

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

AIC15Hace ya unos meses, durante una tarde de otoño sonó el teléfono, al otro lado oí la voz de Sergi Verge, el genial agente inmobiliario de InmoBan en Calafell, del que ya os he hablado en alguna ocasión.

Oye José María (me dijo) esté año en el congreso inmobiliario de Calafell AIC15, se me ha ocurrido recrear los famosos snacks de Ferrán Adrià en versión inmobiliaria. Entre invitado e invitado me gustaría hacer seis mini conferencias de diez minutos con agentes inmobiliarios a los que yo considero diferentes, las conferencias tendrán un eje central que será, el agente del cambio y te propongo que tu realices una de ellas.

¿De qué quieres que hable? Le pregunte.

Molaría que contaras a todos los asistentes, algunas de las cosas que estáis haciendo en vuestra Agencia Inmobiliaria de Moncada con respecto a la Asociación de Comerciantes de tu pueblo.

A los diez minutos de haber colgado, comencé a redactar mentalmente la conferencia. Fue fácil elegir el título de la misma, lo único que Sergi me pidió por anticipado.

Hace una hora que Esther y yo acabamos de regresar de Calafell, para ella ha sido su primer AIC y está entusiasmada con todo ese montón de ideas que ha recogido para el día a día de nuestra agencia, en un evento inmobiliario donde no se suele hablar de inmobiliaria.

Voy a excluir contaros mi intervención huyendo así de la tentación de caer en la pedantería y el auto bombo.

Lo que si me gustaría es comentaros un hecho que me acaeció momentos antes de subir al escenario del evento.

Veinte minutos antes de salir a realizar mi exposición en el congreso, me levante de mi asiento, con el fin de relajar un tanto los nervios previos a la mini conferencia que devía efectuar. Me acomode de pie en uno de los laterales de la sala, el antiguo cine del pueblo reformado recientemente y reconvertido en un espacio cívico. En la oscuridad me dedique a observar a los más de doscientos asistentes que escuchaban las ponencias de mis compañeros de profesión que estaban interviniendo en los snacks inmobiliarios previos al mío.

Busque ávido la mirada de la gente con el fin de que mi par de ojos se acostumbraran rápidamente a los otros doscientos pares que habrían de obsérvame después, tratando así de evitar sentirme intimidado posteriormente y ser pasto de un posible miedo escénico.

Y entonces lo comprendí todo.

En la oscuridad, mirando esos cuatrocientos ojos comprendí porqué la personalidad de Sergi me atrapó en cuanto le conocí. Comprendí porqué tenía tanto éxito un evento tan surrealista desde el punto de vista de los cánones inmobiliarios tradicionales. Comprendí, porqué a pesar del evidente éxito, había muchos agentes inmobiliarios que jamás vendrían a AIC.

Observando esas miradas, vi sentadas entre el público personas en permanente proceso de aprendizaje y conocimiento del mundo. Entendí que para esas personas su interpretación de la realidad es divergente a los procesos mentales comúnmente aceptados. O dicho en otras palabras, adivine que en el interior de muchos ellos todavía permanece oculto ese loco bajito del que hablaba la canción de Serrat.

Mirar el mundo y la profesión inmobiliaria con los ojos de un niño, al que todo le interesa, todo lo cuestiona, un niño que insiste e insiste hasta que consigue su propósito, para el que nada es suficiente y lo peor que podría pasarle sería aburrirse. Ese es el secreto del congreso inmobiliario de Calafell.

Muchas gracias a los “espartacos” Sergi Verge, Ernest Soler y Daniel Romeu por el curro.

 

 

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados (por etiqueta)

Comentarios   

+1 #1 Begoña Mayoball 08-03-2015 19:19
el creativo es aquel que sigue conservando algo de aquel niño que todos fuimos y tú, con tus superpoderes te conviertes en ese héroe creativo y humilde.
Un abrazo de una fan de Barcelona
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Copyright © 2012 Vivir en Moncada todos los derechos reservados.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información.