Lunes, 04 Enero 2016

Lo que no son cuentas... también cuenta

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Peña cilista 640x482A lo largo de un año suelo asistir a unas 20 jornadas de formación entre seminarios y cursos diversos. El fin es poner al día mis conocimientos inmobiliarios y empresariales.

Invertir en conocimiento profesional es una obligación con nuestros clientes y con nosotros mismos, un hábito ya establecido en Pisos Moncada y de obligado cumplimiento para todo nuestro equipo.

En alguno de estos eventos formativos, suelo oír con frecuencia como el formador de turno repite a ex cathedra, como una verdad indiscutible, aquello de: “Lo que no son cuentas, son cuentos”

Entre más la oigo, más en desacuerdo estoy con esa diatriba. Me propongo pues, con estas líneas revindicar el hecho de ir al encuentro de un fin más elevado que la permanente búsqueda de la transacción económica.

Que me gusta practicar ciclismo, lo sabéis, que relacionarme con la gente es de mi agrado, se me supone y que a pesar de no haber nacido aquí, considero que Moncada es mi pueblo, os lo digo yo.

Si metemos todo esto en un cuenco, lo aliñamos con un poco de mi pasión por la gestión inmobiliaria y unos cuantos euros, que siempre ayudan. Removiéndolo todo bien, pero que bien removido, no podía salir otra cosa que un patrocinio deportivo para la peña ciclista de mi pueblo, de la que además soy socio desde hace muchos años, la Peña Ciclista Moncadense.

¿Pisos Moncada va a ayudar a vender más viviendas porque su logotipo esté en un lugar preferente de la equipación deportiva de mi peña ciclista? Pues sinceramente no. El retorno publicitario no se corresponde con la inversión económica, eso lo sé yo y cada uno de los más de 100 miembros de mi Peña.

Pero si pensáis que no hay retorno porque no cuadra la inversión, es que no todavía no habéis discernido cómo funciona el espíritu humano. El retorno viene en forma de reconocimiento y respeto de mis compañeros de grupeta ciclista. Porque lo que no son cuentas también cuenta, ¡y mucho!

Como ciclista hace mucho que comprendí que nada sucede por casualidad, sino a base de meterle muchas horas de trabajo y una gran dosis de pasión. Por eso mismo, a modo de posdata, vaya desde aquí mi reconocimiento al buen hacer de la actual junta directiva de la Peña Ciclista Moncadense, que, en apenas un año, ha sabido darle la vuelta a una situación de virtual desaparición, para ahora mismo estar viviendo uno de los mejores momentos de la ya larguísima historia de este club deportivo.
Eso sí que es hacer las cosas desinteresadamente, por amor al arte, el arte de hacer amigos.

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados (por etiqueta)

Comentarios   

0 #1 Fernando 05-01-2016 22:43
Supongo que la expresión se refiere a todo lo que hagas como inversión en tu empresa, en tu marketing. Evidentemente, por lo que dices, esto no lo haces por obtener un rendimiento; no es una inversión empresarial o de marketing, vamos: es una inversión vital, en lo que te gusta y te divierte. Y solo faltaría que fueras a echarle cuentas y calcular la rentabilidad económica de tus diversiones e inversiones personales.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Copyright © 2012 Vivir en Moncada todos los derechos reservados.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información.